sábado, 2 de enero de 2010

Una gelatina es el postre perfecto...



Hace rato fui a comprar helado y mientras lo esperaba, estuve observando la vitrina donde están las gelatinas en exhibición.


Fue muy agradable ver el conjunto de tantas formas y colores. Ya no sólo llevan cuadritos, también estrellas y otras figuritas.


Desde niños es muy común asociar la gelatina con el pastel, sin embargo es tan flexible, que por sí misma es el postre ideal para cualquier ocasión.


Ya sea de agua o de leche, la facilidad de poderla combinar, de agregarle frutas en almíbar o frutas secas, o de jugar con formas, colores y sabores, convierten a la gelatina en un postre diferente aunque contenga los mismos ingredientes.


Combinarlas y decorarlas es un arte y en SANBORNS se caracterizan por hacer de cada gelatina una creación, dándonos varias opciones de dónde escoger.


Sin importar si la decisión es por una de frutas o una de mosaico, visualmente son una tentación y una invitación a llevarla a la casa o a cualquier evento.


Independientemente de que son una delicia, una ventaja de comprar gelatina en SANBORNS, es que podemos encontrar la misma en diferentes tamaños, lo que nos permite comprar la ideal.


La variedad de sabores, formas y combinaciones, convierten una gelatina de SANBORNS en un postre divertido y tan versátil que lo mismo puede ser para una fiesta infantil, que para una despedida de soltera, baby shower, taquiza o cena formal.


Hay ocasiones en que se atoja algo de postre pero el pastel no va, por lo que la gelatina, por ligera, se ha convertido en un complemento ideal tanto para la Tradicional Rosca de Reyes como para la Tamalada del Día de la Candelaria.


Una gelatina de mosaico me late para la Rosca de este año.


Yo el lunes voy a SANBORNS por las mías, ¿y tú?







1 comentario:

  1. esta rika esa receta m enknta la gelatina

    ResponderEliminar